Legumbres en invierno

En invierno las protagonistas son las legumbres:

Legumbres en invierno; para empezar, cabe decir que las legumbres son uno de los alimentos más saludables y completos que existen. No sólo tienen un Día Mundial (18 de enero), sino que han protagonizado también un “Año Internacional”. Fue en 2016, decretado por la FAO para darle mayor visibilidad por sus propiedades.
Según los nutricionistas son uno de los pilares de la dieta mediterránea, mientras que los médicos las recomiendan por su papel en la prevención de muchas enfermedades, como la diabetes; sin embargo, comemos la mitad de legumbres que hace 25 años.

La gente asocia las legumbres a un alimento muy calórico por el chorizo, el tocino o la morcilla que se suele añadir a dichos platos; pero si quitamos las grasas, unas alubias o garbanzos son de lo más saludable, según nos comenta el vicedecano del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la comunidad de Madrid, D.Guillermo V. Rodríguez. Así mismo, el experto recomienda consumir legumbres al menos dos veces por semana, cocinadas con verduras o en ensalada.

Además de saludables, las legumbres tienen un potencial enorme, no solo en la cocina clásica; Javier Sáez-Bravo, chef del restaurante Kalma, del Madrid Marriott Auditorium Hotel, las utiliza incluso en el postre. Por ejemplo, el brazo de gitano relleno de alubia pinta, crema de canela y regaliz o la tarta de queso con galleta de garbanzos castellanos, son dos de las propuestas de las jornadas gastronómicas que el restaurante va a realizar próximamente con las legumbres como protagonistas.
¿Qué se puede hacer con un kilo de lentejas o garbanzos?, le preguntamos. “Todo lo que nuestra imaginación y el buen hacer nos deje”. “Hay que sacarlas del encasillamiento del propio guiso, porque pueden hacerse platos más actualizados manteniendo el sabor”, añade. Y para muestra, aquí tenemos una de sus recetas:

Crema de alubia blanca a la vainilla con bizcocho de albahaca de “Kalma”
  • medio kilo de alubia blanca
  • 3 l. de nata para cocinas
  • 1 canela en rama
  • 400 g de azúcar
  • 24 yemas de huevo
  • anís estrellado
  • vainilla en rama
Elaboración:
Poner las alubias en remojo la noche anterior. Cocemos las alubias con la canela en rama, la vainilla, el anís estrellado y el azúcar. Una vez cocidas se trituran en el robot y se pasan por el chino. Se le añaden las yemas de huevo y se pone al baño maría hasta que llegue a los 82 grados. Dejamos enfriar. Preparamos el bizcocho y lo horneamos 10 minutos a 170 grados en moldes pequeños. Montamos las natillas en plato hondo, colocamos los bizcochos en el centro y decoramos con brotes de sakura.
A tu salud!!!

Fuentes : El Mundo, Edurne Urreta.

Legumbres en invierno

Leave a Reply