La Sal

La Sal:

La sal ha sido utilizada para dar sabor a los alimentos durante miles de años. Es tan vital en la vida del ser humano; tanto, que hemos sido creados con una porción en nuestra lengua para saborear la salinidad.

¿Qué es la sal marina?

Es la que se produce por la evaporación del agua de mar, en lugar de ser extraída de depósitos sedimentarios; es una gran fuente de minerales que suele contener unos 60 minerales; los cuales es complicado de obtener de los alimentos que tomamos a diario, debido a la falta de nutrientes que posee la tierra hoy día. No obstante, los minerales son abundantes en nuestros mares. El sodio tiene una función fundamental en el cuerpo; el agua sigue a la sal por consiguiente, si se aumenta la cantidad de sodio, también aumenta la retención de líquidos. Del mismo modo, si hay una pérdida de sodio hay también una pérdida de líquidos y se puede producir una deshidratación.

Los electrolitos y la sal marina

Al consumirla a diario, se puede asegurar el mantenimiento de los niveles óptimos de sodio, con lo que se equilibran las proporciones entre sodio y potasio. El sodio y el potasio son dos electrolitos que trabajan juntos para equilibrar los fluidos de las células del cuerpo; así como el plasma sanguíneo y el líquido extracelular. Si ésta no se refina demasiado, permite conservar una gran parte de su contenido mineral natural; electrolitos tales como el sodio, magnesio, calcio y potasio.

La función de los electrolitos son muchas, por ejemplo:

  • regular el ritmo cardíaco
  • permitir que los músculos se contraigan para poderse mover
  • mejorar la función del cerebro
  • mejorar el sistema nervioso.

Ésta, si se consume moderadamente puede ayudar a combatir un desequilibrio electrolítico, problema este que podría causar síntomas negativos graves y potencialmente mortales. Por otra parte, si no se obtiene la cantidad necesaria, también puede afectar el sistema digestivo; esto puede provocar no tener suficiente ácido clorhídrico en el estómago; es decir,  dificultaría el poder absorber vitaminas y minerales tales como el calcio, zinc, hierro, ácido fólico, vitamina B12, etc… No obstante, aunque la sal marina posee grandes beneficios para la salud no se debe abusar de su consumo, ya que su consumo excesivo afecta al buen funcionamiento de los riñones.

¿Cuál es la cantidad diaria recomendable de sal?

La cantidad de sal diaria recomendada por La Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 5 gramos. A través de alimentos como el pan blanco, abuso de embutidos, quesos, salchichas, pizzas, aperitivos, salsas industriales, galletas, etc.

Los españoles tomamos diariamente hasta 5 gramos de sodio y 10 gramos de sal. Es recomendable que si nos gusta cocinar con sal, lo hagamos moderadamente. Debemos evitar el exceso de consumo de productos procesados que contienen grandes cantidades de sal que no podemos controlar.

Fuentes: Sal marina www.clorurodesodio.org

El diario.es Art. Jordi Sabaté.

Leave a Reply